Tarjeta de Débito

La Tarjeta de Débito es una tarjeta bancaria usada para poder efectuar con ella operaciones financieras activas (incrementar el saldo), pasivas (disminuir el saldo) o neutrales (no incrementan ni disminuyen el saldo disponible).

En este tipo de tarjeta el dinero que se usa es el que se toma a débito del que el titular dispone en su cuenta bancaria y no el que le presta el banco como ocurre con las tarjetas de crédito. Algunos bancos realizan acuerdos con sus clientes para permitirles extraer dinero en descubierto, generando un préstamo con sus respectivos intereses.

Su cuota anual es más barata que la de crédito o incluso resulta gratuita y es uno de los instrumentos financieros más utilizados en el mundo civilizado.

La mayoría de las tarjetas de débito tienen un logo de Visa o MasterCard que indica que se pueden utilizar de la misma forma que una tarjeta de crédito. La diferencia está que con ellas el dinero sale de tu cuenta corriente inmediatamente.

Beneficios de las tarjetas de débito

Conveniencia y seguridad: no hay necesidad de llevar encima una chequera o grandes sumas de efectivo.
Amplia aceptación en establecimientos de comercio: las tarjetas de débito son aceptadas en gran cantidad de establecimientos comerciales.
Proceso de pago fácil y rápido: no hay cheques ni necesidad de presentar una identificación o información personal en el momento de pagar la compra.
Es más fácil llenar los requisitos: puesto que las tarjetas de débito usan su propio dinero en el momento de hacer la compra, son más fáciles de obtener que las tarjetas de crédito.
Mayor liquidez que las tarjetas de crédito: más rápidamente se convierte en dinero, sin perder su valor.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *